Noticias

Declaración Segundo Aniversario de la Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores

Noticias

 

 

El 1° de septiembre de 2018 se fundó la Central Clasista de Trabajadores y Trabajadoras luego de un proceso de un año de trabajo orientado al desarrollo de una propuesta de principios, plataforma de lucha y estatutos que reflejaran los intereses de las y los sindicatos que emprenderíamos la tarea de confluir en una organización sindical mayor como expresión concreta de unidad de las y los clasistas.

Sin embargo, el trabajo no se remonta sólo al año 2017 como antecedente para la posterior fundación, sino más bien a muchos años atrás en donde, diferentes sectores de la clase trabajadora organizada veníamos impulsando un trabajo permanente en sindicatos y espacios de articulación orientados a desarrollar el sindicalismo clasista en empresas privadas y en el sector público.

Para nosotros y nosotras, la Central Clasista refleja la concreción de un esfuerzo por la unidad de la clase trabajadora y el compromiso por sacar adelante los desafíos que hoy enfrentamos, con niveles bajos de sindicalización y un movimiento sindical fragmentado, atomizado y hegemonizado por el entreguismo. Nos volcamos al esfuerzo por una unidad que busca dotarse de contenido político claro, más allá de eufemismos o declaraciones vacías. En esta iniciativa hemos buscado dar coherencia práctica a la necesidad de aglutinar sindicatos que consideramos que el camino no va de la mano de la conciliación con la patronal o la venta de nuestros derechos, intereses y anhelos. Sino más bien van por la vereda de la defensa férrea de las y los trabajadores, sus reivindicaciones inmediatas salariales y económicas, pero también la necesidad de cuestionar el orden que hoy nos domina.

Tenemos claro que el problema de la clase trabajadora no sólo se juega en cada negociación colectiva, sino también responde a un sistema integral que nos somete a condiciones de explotación y opresión, por ello es que dentro de nuestros principios destacamos el anticapitalismo y el antipatriarcado.

Debemos decir que a dos años de nuestra fundación la tarea no ha sido fácil. Asumimos nuestras diferencias pero no hemos permitido que éstas nos dividan, por el contrario, somos conscientes del deber histórico que tenemos con nuestra clase y que para avanzar en la lucha por una nueva sociedad, debemos crecer como un solo puño. Esto no implica evadir la discusión interna, por el contrario, hemos buscado las formas para generar las mejores condiciones para el más amplio debate en nuestras bases sindicales y su resolución por medio de la participación democrática, expresada en las asambleas sindicales abiertas y nacionales.

Sin embargo, sabemos que hay mucho por avanzar. Somos conscientes que la revuelta popular de octubre nos encontró en una gestación embrionaria y no pudimos estar del todo a la altura de las circunstancias. También sabemos que debemos mejorar la capacidad de responder a las luchas que nuestro pueblo está dando, desde las huelgas de empresas hasta el apoyo de otras luchas del pueblo pobre.

Durante la revuelta de octubre promovimos el levantamiento de una plataforma de articulación que fuese anticapitalista, antipatriarcal, que trabajara con independencia de clase y lograra hacer confluir las diferentes demandas de los distintos sectores del pueblo en lucha. Hoy, volvemos a decir que sigue siendo necesario el levantamiento de este instrumento en donde nos encontremos trabajadoras y trabajadores, estudiantes, organizaciones de lucha por la vivienda, por la salud, socioambientales, de mujeres y disidencias, del pueblo mapuche, para que podamos avanzar en la lucha de forma organizada.

El coronavirus vino a golpear a nuestra clase con enfermedad y miles de muertes que afectaron principalmente al pueblo. Asimismo, la patronal está cargando sobre la clase trabajadora las consecuencias de la crisis económica del capitalismo, con cesantía y leyes antiobreras que vienen a precarizar cada vez más las condiciones de vida de las y los trabajadores.  Ahora también quieren negarnos el reajuste.

Vivimos tiempos complejos, el futuro de nuestra clase está en juego y hoy la tarea de levantar organización en los lugares de trabajo, territorios y centros estudiantiles sigue siendo fundamental para enfrentar lo que se nos viene.

Como Central Clasista a dos años de nuestra fundación reafirmamos que el sindicalismo clasista y combativo debe multiplicarse por cada rincón de nuestro país. En cada empresa y servicio del Estado, en cada territorio donde haya cesantes también deben organizarse, en la ciudad, en el campo, en la costa y la montaña. La organización de las y los trabajadores debe florecer con conciencia e identidad de clase para luchar.

Hacemos el llamado a todos los sindicatos, federaciones y confederaciones que consideran que la lucha de la clase trabajadora es para acabar con la barbarie de la explotación y opresión capitalista y patriarcal a sumarse a este proyecto aún en ciernes y construcción, a buscar las formas de volver a encontrarnos, a dejar las parcelas de lado y a tomar la tarea de unir a la clase para construir una alternativa clasista y popular, con independencia, solidaridad  y movilización.

La tarea es grande, pero con organización, unidad y lucha podremos acercarnos con pasos firmes a aquella anhelada sociedad en donde reine la justicia, la igualdad y la libertad para nuestro amado pueblo.

 

¡ORGANIZAD@S Y LUCHANDO

RECUPEREMOS LO QUE ES NUESTRO!

 

CENTRAL CLASISTA DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

We take processes apart, rethink, rebuild, and deliver them back working smarter than ever before.
DECLARACION PÚBLICA DE LA CENTRAL CLASISTA

01 de Mayo desde la 19a Comisaría 

 

Con algunos minutos de atraso comenzó en Santiago, Concepción, Talcahuano y Valparaíso,  la actividad con que la Central Clasista de trabajadoras y trabajadores saludó el Primero de Mayo. 

Saludamos a todos quienes en la calle conmemoraron esta fecha histórica.  

A la misma hora en que las hordas uniformadas comenzaron a reprimir sin ningún motivo, como ha sido y será su costumbre, el régimen buscando dar una imagen de normalidad entregaba por los medios de comunicación  un discurso del dictadora civil, así como la opinión de la central sindical cómplice de todos los chanchullos y malas leyes que hasta ahora se ha  dictado contra los trabajadores. 

 

 En dictadura no necesitaban de pandemias para reprimir, el capital es contrario a los derechos de los trabajadores y este es un gobierno y un sistema sostenido por el capital. 

 

Lo importante, lo valioso es que hoy, como en años anteriores en las marchas clasistas y combativas, le dieron cara a la repre los que no transan ni negocian a espaldas de los trabajadores. 

Podrán seguir ignorándonos, apresandonos, golpeandonos, pero la clase comienza a ocupar su lugar y no lo va a entregar. 

Que les quede claro a todos.