Noticias

Este 8 de marzo: nada que festejar, es hora de luchar

Noticias

Nuevamente nos encontramos ante la jornada de conmemoración del 8 de marzo, fecha que nos recuerda que la clase trabajadora luchando alcanza sus derechos.

La patronal ha querido hacer de esta fecha una jornada para saludar y rememorar el rol de la mujer en la sociedad, ese rol que la somete a una condición de permanente opresión y abuso. Llenando de flores los lugares de trabajo, regalando chocolates nos quieren hacer creer que las mujeres sólo somos expresión de belleza, dulzura y alegría.

¿Pero, en realidad eso es lo que conmemoramos? El día de la mujer se remonta a comienzos del siglo 20, periodo marcado por luchas obreras en distintos países, del cual Chile tampoco estuvo ausente, recordamos el incendio intencional que provoca la patronal en una industria textil en Estados Unidos contra trabajadoras que deciden protestar e iniciar una huelga contra las condiciones de explotación que vivían en ese entonces. La respuesta de los dueños de la riqueza fue contundente, no dudaron en incendiar aquella industria, resultando cientos de mujeres quemadas y asesinadas.

La lucha de la mujer trabajadora desde sus inicios ha sido contra la explotación del capital y la opresión del patriarcado, y este año volveremos a reivindicar esta lucha.

La Central Clasista estará contra toda opresión ejercida contra la clase trabajadora y el pueblo, y por tanto luchará contra la explotación de clases y la opresión de género. Sabemos que, para lograr establecer igualdad entre hombres y mujeres, debemos también acabar con la dominación de una clase sobre otra, y por ello saludamos y promovemos la iniciativa del feminismo clasista, aquel feminismo que lucha por una nueva sociedad, libre de explotación y de opresión, y para ello, será deber de la clase trabajadora en su conjunto luchar por dicha transformación.

Nuestra comisión de Mujeres ha levantado una serie de demandas que son el norte de la lucha por la emancipación de la mujer: Luchar por acceso igualitario al trabajo, un contrato de todo trabajo remunerado e igualdad de salarios. Asimismo, levantar la reivindicación del derecho al baño, locomoción y colación en el trabajo. Luchar por sala cuna para hombres y mujeres, protección a la maternidad a todo evento, pos natal parental igualado a la mujer, y acabar con la discriminación en el ámbito previsional. Por otro lado, trabajar por generar todas las condiciones para la participación sindical de la mujer, su formación y desarrollo político, son tareas inmediatas. Por último, la Central Clasista asume la tarea de luchar por socializar el trabajo doméstico, haciendo ver a nuestros compañeros y compañeras que las tareas del hogar no son deber de la mujer sino de la familia en su conjunto, así como hay otras de estas tareas que son deber de la sociedad, del Estado y de la patronal hacerse cargo.

Te convocamos a participar de la huelga feminista del 8 de marzo, en tu centro laboral, en la escuela, el liceo, en la casa, en la micro, en el consultorio, en la universidad , con las compañeras y compañeros de la pega, las vecinas y vecinos, con la familia como puedas y donde puedas.

Mujer trabajadora,

¡Contra toda opresión rebelémonos juntas ahora!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

We take processes apart, rethink, rebuild, and deliver them back working smarter than ever before.