Noticias

“…. No hacemos otra cosa que trabajar y las ganancias no las vemos jamas…”

Noticias

“…. No hacemos otra cosa que trabajar y las ganancias no las vemos jamas…”  

 Jose de Molina 

 

1.- Cierto es que se hace difícil avanzar cuando no se cuenta con todas las condiciones para hacerlo y en lo que respecta a los trabajadores debemos tener muy en claro la forma de llegar a ellos, pues de lo contrario seguiremos diciendo pero no haciendo. 

Hemos hablado durante algunos capítulos de los derechos inalienables de las personas y sin embargo, estás persisten en resistirse a organizarse para demandarlos. 

¿Les acomoda a muchos el asistencialismo del Estado?  

¿Les otorga seguridad y esperanza la figura de algún personaje público haciendo ofertas por la tele?.   

 

 

Ciertamente algo sucede, porque de otra manera no se explica cuánto demora en explotar la caldera. Son reales los ejercicios de ayuda y solidaridad, las ollas comunes y otras iniciativas de apoyo entre vecinos, pero esto dista aún de ser un pueblo organizado calentando motores para  dar el salto. 

Recién no más nos avisan que los trabajadores con empleo suspendido llegan a los 600.000 y nada indica que las cosas vayan a cambiar en el corto plazo. Al mismo tiempo los manipuladores en el gobierno y la oposición, conscientes de que la temperatura social sube peligrosamente, lanzan sus distractores y comienzan a jugar sus fichas con un nuevo letrero de neón.  

ACUERDO NACIONAL lo llaman. 

Para ser claros, debemos preguntarnos que quieren decir con esto de acuerdo nacional y luego salir a hacer claridad en la población. 

Para ellos, los dueños del poder, este acuerdo busca fijar mínimos comunes para evitar que la cosa se salga de control.  

El mentado acuerdo no apuesta a solucionar los problemas  de la gente más necesitada, o sea la abrumadora mayoría de este país, solo busca generar más herramientas para mantener cautiva a la ciudadanía. 

 

 

Para nosotros, hablar de un acuerdo nacional es poner por delante las carencias de las mayorías y entregar respuesta a estas. Para que sea real y efectivo se requiere de la  ciudadanía organizada en los barrios y lugares de trabajo y demandas mínimas para sortear la catástrofe actual. 

Respecto de lo primero es claro que estamos bastante al debe pues no hay organización suficiente como para incidir en la fijación del rumbo a seguir. Respecto de lo segundo es claro que en forma urgente hay que buscar como salir del pozo y eso solo es posible con recursos frescos. 

Entonces promovemos la organización en todos los niveles para levantar 2 demandas que se transformen en un acuerdo nacional: 

 

 

  1. a) Todos los trabajadores asalariados podrán retirar desde sus AFP su remuneración mensual mientras dure la crisis. Terminada ésta, los patrones pagaran por lavía  deun adicional previsional mensual el monto retirado por los trabajadores, hasta cubrir el total de lo retirado. 

 

 

  1. b) Trabajadores asalariados, independientes, hogares con ingresos bajos, pensionados y otros que recibanpensiones,  aporteso sueldos menores a un ingreso mínimo mensual garantizado, recibirán  este ingreso minimo mensual garantizado mientras dure la pandemia. 

 

 

2.- A trabajar entonces, porque cada día que pasa provoca más desesperación y lleva a nuestro  pueblo a aceptar lo que los poderosos les terminan ofreciendo. 

No basta ni son suficientes llamados virtuales a protestas de todo tipo, es urgente y más que nunca necesario organización y más organización. 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

We take processes apart, rethink, rebuild, and deliver them back working smarter than ever before.
DECLARACION PÚBLICA DE LA CENTRAL CLASISTA

01 de Mayo desde la 19a Comisaría 

 

Con algunos minutos de atraso comenzó en Santiago, Concepción, Talcahuano y Valparaíso,  la actividad con que la Central Clasista de trabajadoras y trabajadores saludó el Primero de Mayo. 

Saludamos a todos quienes en la calle conmemoraron esta fecha histórica.  

A la misma hora en que las hordas uniformadas comenzaron a reprimir sin ningún motivo, como ha sido y será su costumbre, el régimen buscando dar una imagen de normalidad entregaba por los medios de comunicación  un discurso del dictadora civil, así como la opinión de la central sindical cómplice de todos los chanchullos y malas leyes que hasta ahora se ha  dictado contra los trabajadores. 

 

 En dictadura no necesitaban de pandemias para reprimir, el capital es contrario a los derechos de los trabajadores y este es un gobierno y un sistema sostenido por el capital. 

 

Lo importante, lo valioso es que hoy, como en años anteriores en las marchas clasistas y combativas, le dieron cara a la repre los que no transan ni negocian a espaldas de los trabajadores. 

Podrán seguir ignorándonos, apresandonos, golpeandonos, pero la clase comienza a ocupar su lugar y no lo va a entregar. 

Que les quede claro a todos.